Interior scene with blank frame

7 razones para lucir tu dormitorio como nunca antes según la psicología de la decoración

La decoración del hogar es cosa de gustos personales, eso es un hecho, pero existen detalles que pueden jugar con tu mente y hacer cada uno de tus espacios más acogedores y placenteros. Depende en gran medida de las texturas y de la combinación de colores y estampados.

Sin embargo, hay numerosas razones estéticas y sobre todo psicológicas para explorar con la decoración de tu casa. ¿Quieres conocerlas?

1. El cerebro relaciona los colores y detalles lisos con la continuidad, ya que no hay nada que lo “rompa”, así como se ve en estas sábanas.

2. Está comprobado que la combinación de texturas brinda iluminación, por eso el ojo la asocia con la luz y brillo de los espacios. Prueba mezclando plumones y cojines dispares.

3. Dentro de la psicología de la decoración está comprobado que los estampados brindan aires de elegancia, ya sea en el living o en la pieza.

4. Los estampados son procesados por el cerebro como un patrón armonioso y delicado, ideales para hacer acogedores los ambientes íntimos.

5. El dormitorio es un lugar que debe mantenerse limpio, ordenado y bien distribuido, por eso la importancia de añadir tonalidades y estampados agradables a la vista.

6. Cuando un individuo necesita tranquilidad y paz en su vida, es psicológicamente posible cambiar el estado de ánimo a través de estampados paralelos, por ejemplo las rayas.

7. Otra características de las rayas es que generan sensaciones visuales capaces de hacer más ligero el ambiente

¿Viste qué importante es la psicología en la decoración del hogar?
Los modernos o lisos, las rayas y los estampados son tendencia en esta temporada, por eso te recomendamos incluirlos en plumones, sábanas, cojines, frazadas y mantas.

ideas-2

Fresh potted plants in bright room poster above the bed
King-size bed between skateboard and plant on wooden stool in simple black and white bedroom

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente